miércoles, 11 de julio de 2018 |

Desesperaciones (Desventuras de trabajar en caja, parte III)


- Buenas noches, ¿a qué hora cerráis?
- A las 12:30
- ¿Y qué hora es?
- Las 11.
- Bueno, pues ya vengo mañana.
- Pues mañana va a estar aquí su puta madre, porque libro...


- ¿Me empaquetas el helado de cono  para llevar?
- En papel de regalo, si quieres, no te jode.


- ¿Me pones un cono en un vaso dado la vuelta?
- A ti sí que te voy a dar la vuelta de la hostia que te voy a dar.


- ¿El pollo lo empanáis aquí?
- Sí, vengo yo todas las mañanas a empanarlo.


- ¿Venís a coger el pedido en la mesa?
- Señora, esto no es un bar.
- Bueno, pues ponme un café con leche templada.
- La máquina está programada y no se puede cambiar la temperatura.
- Joder, ¿en serio?
- Señora, ¡que hay un bar en frente, no me joda!


- Dame la hamburguesa de carne más normal que tengas.
- ¿Cuál?
- No sé.
- Yo tampoco.
- Pues si no lo sabes tú...
- ¡Yo que sé que es normal para ti!
- Menudo servicio dais aquí.
- Pues vete al bar de en frente a comerte un bocadillo.


Un mediodía de repente con una avalancha de gente en apenas unos minutos, cuatro personas  en turno. Un iluminado se me acerca y me dice:
- ¿Por qué no abrís otra caja?
- ¿Y te vas a poner tú?


- ¿Cuánto valen unas patatas pequeñas?
- Un euro.
- ¿No hay ninguna oferta?
- Te las regalo si quieres.


- ¿Me das un helado de los de un euro que anuncian en la tele?
- Tienes que descargarte la aplicación y registrarte.
- Pues el otro día me lo dieron. ¿Por qué?
- Porque la persona que estaba aquí no hizo bien su trabajo.
- Tú lo haces perfectamente.


Un grupito de chavales:
- ¿Nos pones cinco helados de oreo?
- Sí, claro.
- Con este cupón.
- Me lo tenías que haber enseñado antes.
De repente, le empiezan a llover collejas.


- Me pones salsa barbacoa con las patatas.
- Te lo tengo que cobrar aparte,  no te las puedo cambiar.
- Siempre me las cambiáis.
- Ya, pero no se puede.
- ¿Por qué ahora no y antes sí?
- Porque nos han dicho que no se puede.
-  ¿Y qué hago con una salsa que no me gusta?
- Pues...tú sabrás.
- Entonces, ¿no me vas a cambiar las salsas no?
- No.
- Pues ya no quiero nada. Adiós.
- Pff..igual ni duermo esta noche. Menos trabajo tenemos.

3 comentarios:

Fátima dijo...

Hay gente de todo tipo en este mundo😂😂😂😂
¿De verdad les respondiste así?😂😂
Yo me habria muerto de risa si hubiera visto la escena

Lopeorestáporvenir dijo...

No, no respondo así, sino con toda la educación que puedo. Pero no por falta de ganas.

María G.W dijo...

Me encanta, deberías escribir un libro con ellas XD

Publicar un comentario